Osos perezosos

Osos perezosos

Una buena palabra que se les puede dar a los osos perezosos sería “fotografiables”. Con sus lentos movimientos y bonitas caras, no existe animal en el planeta que sea tan fácil de capturar en una foto. Estos animales tienen la capacidad de robarle lentamente el corazón a cualquier curioso que decida caminar por los bosques de Costa Rica.

Su pasar por la copa de los árboles los hace el objetivo perfecto para que polillas, hongos y musgo crezcan en su espalda. En sus travesías a tierra firme los osos perezosos tienen la capacidad de nadar y así evitar sus posibles depredadores al lanzarse a los ríos y alejarse de la orilla, mientras disfrutan de un rico chapuzón.

Dentro de la variedad de osos perezosos existen los de tres y los de dos dedos. Los perezosos de 3 dedos son los que tienen manchas negras alrededor de sus ojos y cuentan con actividades más diurnas que su contraparte de dos dedos. El perezoso de dos dedos generalmente es de color café y tiene nariz como de puerco.

Son tan queridos por todos que en Costa Rica existe un santuario en la zona Atlántica que se dedica a la protección de alrededor de 140 animales en sus terrenos. Los dueños del santuario iniciaron esta aventura desde hace más de 20 años en donde cuidan y protegen a los pequeños que se encuentran huérfanos o heridos, para que luego sean rehabilitados en su habitat natural cuando se recuperen por completo.

Puede ser que al visitar a los osos perezosos puedas tomar algo de su filosofía de vida y tomarte todo con más calma, rodeándote de naturaleza.

Previous

5 Maneras de Evitar el Jet Lag

Turismo Acuático

Next

Deja un comentario